Crónicas

Día Nacional de España 12 de Octubre, 2008


DN


Cerca de un millar de personas subieron a Montjuic (Barcelona) a celebrar el día Nacional Español convocados por la “Comisión de homenaje a la bandera” (www.12deoctubre.com).
Durante el mismo se juró lealtad a la bandera y se escuchó el himno nacional en posición de respeto.

La lluvia no consiguió deslucir el acto


Tres fueron los oradores que intervinieron en el mismo.

Manuel Galiana, empresario y escritor, fue el primero en intervenir con un discurso en el que hizo especial hincapié en la actual crisis que padece España, promovida por la banca usurera y por los poderes internacionales pero soportada por el pueblo español.

Vicente Estarelles, presidente de la asociación España y la Memoria e histórico militante nacional, actualmente miembro de la directiva de Democracia Nacional en Valencia resaltó la importancia de este día para todos los españoles, antaño llamado el día de la Raza y puso especial hincapié en las gestas de esa raza hispana que llegó a dominar el orbe por su impulso y fuerza. Su vibrante discurso entusiasmo a los asistentes.

Y cerrando el acto como viene siendo tradicional, Manuel Canduela, presidente de DN que estableciendo un paralelismo entre ambos 12 de Octubre, el de hoy y el de hace más de 500 años logró hacernos sentir que navegábamos en una nao contra corriente, contra viento y marea pero con un rumbo muy firme. Los aplausos y felicitaciones por su intervención no se hicieron esperar.

A lo largo del acto se leyeron diversas adhesiones al acto, destacándose por su importancia la del Eurodiputado Italiano Roberto Fiore y la del ex diputado español Blas Piñar.

Los asistentes se disolvieron sin percances contentos de un años más haber celebrado este homenaje en una tierra tan difícil para el patriotismo por culpa de la traición de la clase política.

Los oradores se quedaron unos minutos atendiendo a la prensa que, aunque de forma distorsionada y menguada como nos tiene acostumbrados, informó del acto.

Buena marcha del acto.

Ni el mal tiempo ni las acciones de boicot impidieron la buena marcha del acto. Ya que aunque cerca de una veintena de los autodenominados “antifascistas” se encadenaron en la Plaza de San Jordi de Montjuic para impedir el acto, la policía opto por desalojarlos a las seis de la mañana ante la insistencia de los organizadores. Más tarde, encolerizados cerca de 200 ultraizquierdistas que pretendían acceder por la plaza de España fueron interceptados por la policía que realizó varias cargas para disolverlos. Los ultras, armados con palos y piedras hirieron a varios agentes de los Mossos.

Pese a que algunos asistentes no pudieron acceder por los disturbios en la entrada principal de Plaza de España el grueso de los asistentes ni se enteraron al llegar antes al lugar de la cita.

El acto transcurrió sin incidentes que reseñar, como única nota destacable diremos que al terminar el mitin un grupo de jóvenes exaltados prendió fuego a una bandera independentista catalana, algo que, sin molestarnos por el significado de esta acción, si opinamos que son los comportamientos como este los que están de sobra en un acto festivo ya que es la carnaza que la prensa de izquierdas espera.



Manuel Galiana, el primer orador.


Gente de todo tipo acudió al acto.


Lateral izquierdo de la concentración.


Los asistentes se acercan a los puestos de propaganda y venta.


Vicente Estarelles inicia su discurso.


El publico escucha con atención.


Y al finalizar rompe en aplausos.


Los presentadores del acto hacen lectura de las adhesiones al mismo.


El público se pone en pie para realizar una jura de bandera civil en este día tan señalado.


Manuel Canduela inicia su intervención.


Responsables de asociaciones patrióticas catalanas ocupan el estrado.


Jóvenes, niños y mayores.


Aplauso a las palabras de Canduela.


Un día gris.


Flanco derecho del acto.


La bandera española en lo alto de Montjuic preside Barcelona.


Banderas de España de distintas épocas, las protagonistas.


En posición de respeto.


El himno nacional cierra al acto.


Manuel Canduela atiende a los medios